domingo, 19 de febrero de 2012

Transportes urbanos de primeros de siglo


Trenes , tranvías y automóviles irrumpen con fuerza a principotes del siglo XX en la lucha por la hegemonía e el transporte frente a los llamados vehículos de sangre , de tracción animal , que sin embargo perduraron aun durante bastantes años . El día 17 de mayo de 1901 se inicia la aplicación de la Real Orden que obliga a los ayuntamientos a cambiar la tracción de sangre de los tranvías por la tracción eléctrica . la medida , que significa un fuerte avance en la modernización del transporte , supone paralelamente un fuerte revés para un sistema que se venia aplicando desde que en 1991 entro en servicio el primer tranvía tirado por bestias en  Málaga.



Los tranvías eléctricos

La tracción eléctrica impuesta en 1901 para los tranvías convierte este trasporte publico en el mas popular y supone el inicio del la implantación del cable aéreo en las líneas Estación-Caleta y Caleta-Palo, asi como Baños de Apolo y Estrella . La electrificación provocó la aparición de nuevos proyectos y de nuevas concesiones , entre las que destaca la otorgada en 1898 a favor de S.S Tramways de Málaga , con sede en Bruselas . En 1992 aparece la Tranposts et Force Motrice en Espagne , Scté . Annme , y un año después de la Sociedad Malagueña de Tranvías.

Decadencia


Tras la Guerra Civil , este modo de transporte empieza a tener problemas y las quejas de los usuarios por el mal estado del servicio son recogidas en la prensa .
Este servicio urbano será explotado por el Ayuntamiento a partir del 1 de diciembre de 1949. En un comunicado se explica a la ciudad que lo asume ante la falta de medios de la Sociedad Malagueña de Tranvías para mantenerlo. Los últimos días del año entran en funcionamiento 14 nuevos autobuses para mejorar el transporte público.




Los primero coches

La aparición de los primero coches en Málaga se remonta a 1907 , año en el que siete coches de la marca Packard y Oldsmobile se matriculan en la provincia. No obstante , el desarrollo no fue total hasta finales de los sesenta , con el popular seiscientos. Una evolución lenta, con una media de 22 coches matriculados en los 13 primeros años , hasta que en 1920 el número de matriculas se multiplican hasta 256 y en 1923 , hasta 643. En 1925 se habían matriculado ya en la provincia 2.304 coches , liderado el mercado malagueños las marcas Willys-King , Citroën y Ford.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada